Concierto conmemorativo de la restauración del órgano de la Catedral

AVISO: AGOTADAS las invitaciones para el concierto.

——

La restauración del órgano de la Catedral de Santiago, a la que la Fundación Barrié ha destinado 80.000 euros, será presentada en público en el concierto conmemorativo que la Fundación Catedral y la Fundación Barrié ofrecerán el próximo viernes 28 de noviembre, a las 21.00 horas.

Será un concierto abierto al público, a cargo de Gianluca Libertucci, organista del Vicariato de la Ciudad del Vaticano en la Basílica de San Pedro y de la Guardia Suiza, y catedrático de órgano y composición organística en el conservatorio estatal Benedetto Marcello de Venecia. Libertucci ofrecerá un programa de carácter virtuosístico, de aproximadamente 70 minuto de duración, con piezas de Juan  Cabanilles, Johann Sebastian Bach, Padre Davide da Bergamo, Felix Mendelssohn Bartholdy, Marco Enrico Bossi, Louis Vierne, Manuel Cela y César Franck.

Las invitaciones serán puestas a disposición del público, hasta completar el aforo en Santiago, Vigo y A Coruña, para abrirlo, en la medida de lo posible, al mayor número de personas:

En la Catedral de Santiago: días 25, 26 y 27 de noviembre, en el centro de recepción de visitantes (Cripta del Pórtico de la Gloria. Plaza del Obradoiro) / de 10.00h a 20.00h

En la Fundación Barrié, en A Coruña y Vigo: 26 de noviembre / de 18.00h a 21.00h.

La restauración del órgano de la Catedral supone una nueva colaboración de la Fundación Barrié con la Fundación Catedral y reafirma el firme compromiso con la basílica compostelana así como con la recuperación del patrimonio cultural de Galicia. Esta nueva acción de mecenazgo se enmarca en la sólida vinculación de la Fundación Barrié, de más de 40 años, con la Catedral de Santiago que se ha materializado en inversiones por casi 9 millones de euros en proyectos de conservación, puesta en valor y restauración en distintas áreas de la basílica, como la creación del Archivo Histórico Diocesano, las reconstrucciones del coro mateano y de los instrumentos del Pórtico de la Gloria y el proyecto de conservación preventiva y restauración del Pórtico de la Gloria.

Gianluca Libertucci es organista del Vicariato de la Ciudad del Vaticano en la Basílica de San Pedro y de la Guardia Suiza. Además, es titular de la iglesia de Santa María del Huerto en el Trastevere (Roma). Además, es catedrático de órgano y composición organística en el conservatorio estatal Benedetto Marcello de Venecia. Desarrolla una intensa actividad concertista en los lugares organísticos más importantes del mundo y ofreció el concierto inaugural del nuevo órgano de la Capilla del Gobierno de la Ciudad del Vaticano ante el Papa Benedicto XVI.

Programa del Concierto Conmemorativo

En el programa, de carácter virtuosístico, se incluyen obras españolas, alemanas, italianas y francesas, mostrando así la evolución de la música para órgano desde el barroco hasta la actualidad. En las diversas piezas, tanto litúrgicas como de concierto, el público podrá apreciar la potencia y brillantez sonora del órgano catedralicio, así como la variedad de intensidades y timbres de sus 58 registros. Junto a pasajes líricos o meditativos, será lo grandioso, solemne o heroico lo que predomine en las obras con las que el maestro Libertucci compone el primer recital ofrecido en el órgano “Mascioni” después de su restauración.

Juan Cabanilles  (1644-1712)

Batalla imperial de V tono

 

Johann Sebastian Bach  (1685-1750)

Preludio y fuga en Mi menor, BWV 548

 

Padre Davide da Bergamo (1791-1863)

Elevación en Re menor

 

Felix Mendelssohn Bartholdy (1809-1847)

Sonata en Do menor, op. 65

Andante

Adagio

Marcia

Fuga

 

Marco Enrico Bossi (1861-1925)

Pieza heroica, op. 128

 

Louis Vierne (1870-1937)

Les cloches de Hinckley

(Pièces de Fantaisie, op.55, nº6)

 

Manuel Cela (1966)

Ofertorio sobre In omnem terram

(Misa del apóstol Santiago)

 

César Franck (1822-1890)

Final, op. 21

 

Los trabajos de restauración del órgano de la Catedral de Santiago que completa la decoración barroca de la Capilla Mayor, un espacio en honor al Apóstol Santiago, han permitido recuperar la deteriorada sonoridad y funcionalidad del órgano de la Catedral de Santiago y se centraron, por una parte, en la restauración del instrumento musical (el construido por Mascioni en 1978) y, por otra, de las cajas barrocas, que se pueden contemplar desde la nave central. El proyecto de restauración ha supuesto la apertura y desmontaje de todo el instrumento para proceder a su limpieza y revisión. Se han verificado y regulado los movimientos y funciones, sustituyendo las piezas deterioradas para recolocar todos los elementos y comprobar su correcto funcionamiento. Una vez realizado este proceso se ha procedido a armonizar a todos los juegos de tubos y se han afinado para obtener un sonido perfecto. Además, se ha realizado una limpieza y un tratamiento antixilófagos en las cajas de madera, de origen barroco.

Historia del órgano

Desde la época del Códice Calixtino la música sacra ha tenido una gran importancia en el ceremonial de la Catedral de Santiago y está documentada la presencia del órgano en el templo desde muy antiguo. La importancia de la música en las celebraciones hizo posible el desarrollo de una Capilla de Música propia, al frente de la cual estuvieron importantes figuras cuyo trabajo enriqueció el patrimonio cultural de la basílica compostelana, como José de Baquedano, Melchor López, Buono Chiodi o Mariano Tafall, entre otros.

Los órganos barrocos de la Catedral cuyas cajas admiramos hoy en día, fueron obras promovidas por el arzobispo Monroy y diseñadas por el arquitecto gallego Domingo de Andrade. Con los órganos se completaba la decoración barroca de la Capilla Mayor, un espacio en honor al Apóstol Santiago. La ejecución de los instrumentos corrió a cargo del organero Manuel de Viña, con la colaboración del ensamblador A. Alfonsín y el escultor Manuel de Romay, a quien se debe la decoración exterior de las cajas, con figuras de ángeles músicos que acompañan de manera simbólica la música que suena en honor al Apóstol.

La caja del lado del evangelio está coronada por la imagen guerrera de Santiago, acompañada por el escudo del Arzobispo Monroy, mientras que la del  lado de la epístola presenta a María y al Niño con Santiago peregrino arrodillado ante ellos. La construcción del segundo de los órganos finalizó en 1712, siendo ambos instrumentos objeto de importantes reformas en 1777.

A lo largo del siglo XIX ambos fueron cuidados, entre otros, por Pedro Méndez Mernies y Mariano Tafall, para ser posteriormente reformados por los organeros zaragozanos Roqués, autores de los tubos que, todavía hoy, componen las fachadas. En el siglo XX las reconstrucciones fueron realizadas, primero por Lope Alberdi y años después por la empresa Organería Española, autora  en 1947 de la primitiva electrificación que unificaba los dos cuerpos del órgano en una sola consola situada en el triforio de la catedral. En 1977 el cabildo compostelano tomó la decisión de construir un órgano nuevo, aunque conservando las fachadas anteriores, encargando la obra a Mascioni. El instrumento fue inaugurado el 17 de marzo de 1978 por Erich Arndt, entonces organista de la basílica de San Pedro en el Vaticano.