Oración del peregrino

Apóstol Santiago, elegido entre los primeros, tú fuiste el primero en beber el cáliz del Señor y eres el gran protector de los peregrinos: haznos fuertes en la fe y alegres en la esperanza, en nuestro caminar de peregrinos siguiendo el camino de la vida cristiana y aliéntanos para que, finalmente, alcancemos la gloria de Dios Padre. Amén.

El Camino de Santiago, Primer Itinerario Cultural Europeo y Patrimonio de la Humanidad, es una de las más antiguas y principales vías de peregrinación de la cristiandad. Desde el descubrimiento del sepulcro del Apóstol Santiago, innumerables peregrinos se han puesto en camino hacia Compostela, para venerar sus reliquias, conformando así toda una cultura jacobea a lo largo de Europa.

 

La peregrinación a Santiago de Compostela

Peregrinar es un rito común a la inmensa mayoría de las religiones. Santiago es una de las tres grandes ciudades de peregrinación del cristianismo, junto a Jerusalén y Roma. Cuando los cristianos europeos ven amenazada su fe por el avance del Islam, se afirman en ella peregrinando hacia el recién descubierto Sepulcro del Apóstol Santiago, a partir del siglo IX. Así se crearon paso a paso rutas que conducían a Santiago de Compostela, dando lugar una forma de unidad entre los diferentes países y regiones europeos. Los siglos XII y XIII fue la época dorada de la peregrinación a Santiago. Posteriormente, el Renacimiento y la Reforma se vieron acompañados por ataques al fenómeno jacobeo que, sin embargo, se mantuvo en pie, aunque con menor afluencia de peregrinos. La Bula de León XIII "Deus Omnipotens", que verificaba la autenticidad de las reliquias apostólicas, significó un nuevo impulso a la peregrinación jacobea, creciendo a lo largo del siglo XX hasta nuestros días, en los que la peregrinación se muestra con fuerza y en auge.

La peregrinación a Santiago nos conduce a la Tumba de un Apóstol, uno de los doce que formó parte del círculo íntimo de Jesucristo y que fue responsable de la evangelización de Hispania, es decir, fue el transmisor de la fe original recibida de Jesús.

 

El camino

Existen distintas rutas para peregrinar a Santiago. Tradicionalmente, el peregrino partía de su hogar para llegar a la “Casa de Santiago”, la Catedral, y por lo tanto sería difícil establecer todas las rutas de peregrinación. El Camino de Santiago no es un fin en sí mismo, sino un medio para llegar a la meta: la Tumba de Santiago. Sin embargo, podemos decir que existen varias rutas destacadas y tradicionales que concentran la afluencia de peregrinos:

>El Camino Francés.

Ruta más frecuentada hoy en día y que entra en la Península por Roncesvalles, pasando por Pamplona, Logroño, Burgos, León, Astorga, Ponferrada, entrando en Galicia por O Cebreiro.

>El Camino del Norte.

Bordea la costa cantábrica, pasando por Irún, San Sebastián, Bilbao, Santander, Gijón, Avilés y entrando a Galicia desde Ribadeo.

>El Camino Primitivo

Parte de Oviedo y conduce al peregrino hacia Santiago por el interior de Asturias, pasando por Lugo y uniéndose en su último tramo al Camino del Norte y al Camino Francés.

>El Camino Inglés

Así conocido por la afluencia de peregrinos de las islas británicas, que viajaban por mar desembarcando en A Coruña o Ferrol y desplazándose desde allí a pie.

>El Camino Portugués

Discurre por distintas rutas en Portugal (interior y costa) hasta entrar en territorio gallego por Tui.

>La Vía de la Plata

Procede de Sevilla, Mérida, Zamora y que entra en Galicia por Ourense.

 

La peregrinación debe prepararse desde distintos puntos de vista: el físico, el espiritual y también informándose en la Oficina del Peregrino de Santiago, en los Obispados, en las Cofradías de Santiago, en las Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago, en las que antiguos peregrinos o personas cercanas a la peregrinación pueden facultar datos interesantes y consejos prácticos.

Más información y cómo preparar tu peregrinación

 

LLEGADA Y ESTANCIA EN SANTIAGO

      

Otros idiomas

English

Français

Italiano

Deutsche

Português