El Museo Catedral de Santiago superó, en 2016, los 187.000 visitantes

Miércoles, 18/01/2017

El año 2016 ha supuesto, en lo que a cifras de visitantes se refiere, el mejor año en la historia del Museo Catedral de Santiago, alcanzándose un total de 187.329 visitantes, entre los participantes en las diferentes modalidades de visita ofertadas desde el Museo. Las cifras confirman la consolidación de los programas de visitas, reorganizados en el año 2013 bajo la marca Museo Catedral.

En el ámbito de las visitas, en 2016 se ha crecido en 13.000 visitantes respecto a 2015 y más de 10.000 sobre el año 2013, hasta el momento, el que había recibido mayor número de visitantes. Respecto al último Año Santo 2010, récord del Museo hasta la puesta en marcha de los nuevos programas, se ha crecido en más de 40.000 visitantes anuales, lo que supone un incremento del 30% en seis años.

Del análisis de las cifras destacan, además del referido crecimiento respecto a años anteriores, el alza moderada de los visitantes a todos los programas, así como la consolidación de la actividad educativa, -que ha atendido a cerca de 11.000 alumnos- y la de visitas en grupos guiados, que han superado las 71.000 personas.

Además de estos números espectaculares, el año del Museo ha venido marcado por la organización, junto a la Real Academia Gallega de Bellas Artes y el Museo Nacional del Prado, de la exposición Maestro Mateo en el Museo del Prado, que ha permitido presentar en una de las principales instituciones museísticas del mundo una de las principales señas de identidad de las colecciones catedralicias: el Maestro Mateo.

En el campo de las exposiciones temporales propias, en la sede del Pazo de Xelmírez, han continuado las divulgativas sobre la restauración del Pórtico de la Gloria, en colaboración con la Fundación Barrié y de las obras de la Catedral, con la Fundación Pecsa; junto a ellas, desde el mes de junio hasta finales de enero de este año, se ha celebrado la exposición El alabastro a través del tiempo, una pequeña historia del arte a partir de la colección del anticuario y galerista Jaime Trigo.

El Año de la Misericordia ha contado, además, con una actividad expositiva impulsada desde el Museo, a través de la presentación especial, en el entorno de la capilla mayor, de una selección de piezas de iconografía mariana de las colecciones catedralicias, reforzando la presencia de María, Mater Misericordiae, junto al Altar apostólico.

Por lo que se refiere al ámbito de la conservación, se han realizado diversas mejoras en la colección permanente, destacando la nueva exposición de la Custodia procesional y del Relicario del Bordón de Santiago y Franco de Siena en la Capilla de las Reliquias. También se han enriquecido las colecciones catedralicias con la recuperación de nuevas piezas, destacando sobre todas ellas, la Figura masculina con cartela procedente de la fachada exterior del Pórtico de la Gloria, obra mateana que se ha incluido en la exposición del Museo Nacional del Prado y que, tras esta, se restaurará e integrará en los fondos del Museo Catedral.

En el campo de la investigación, se ha colaborado con universidades y otras instituciones en distintos proyectos, al tiempo que se ha mantenido la actividad investigadora propia, centrada en aspectos relacionados con las colecciones artísticas catedralicias, que ha quedado plasmada en diferentes publicaciones.

Finalmente, en el presente año, la Fundación Catedral, institución gestora del Museo, ha puesto en marcha el programa Compostela Sacra, incorporando la gestión del Museo y Colegiata de Santa María la Real de Sar, -que ha recibido desde su apertura en el mes de agosto 3.373 visitantes-; dentro de un proyecto que se irá completando, junto a otros museísticos, en los próximos años.