La Fundación Catedral de Santiago abre al público la Torre de la Carraca

A partir del 1 de agosto, la catedral de Santiago verá enriquecida su oferta cultural y turística con la posibilidad de visitar, junto con el Museo, la Torre de la Carraca, la situada en el lado norte de la fachada del Obradoiro. Las entradas ya están a la venta a través de la plataforma de ticketing del Museo Catedral en la web www.catedraldesantiago.es, en la que también se aporta distinta información sobre las visitas, horarios, tarifas, etc.

Las visitas se iniciarán en el Palacio de Gelmírez y permitirán recorrer la cara interna de la torre, conociendo mejor el proceso constructivo de las torres y la fachada, la estructura medieval concebida por el Maestro Mateo y el cuerpo barroco añadido en el siglo XVIII por Fernando de Casas. Tras subir las 140 escaleras de que consta el recorrido, el visitante podrá acceder a la balconada que se asoma a la ciudad de Santiago, a casi 70 metros de altura y que permite obtener unas panorámicas impresionantes en 360º.

Por cuestiones de seguridad y prevención de riesgos, las visitas se ajustarán a los protocolos sanitarios vigentes en el Museo Catedral y se limitarán a una visita cada hora (hasta cinco visitas al día en el actual horario de apertura) para un máximo de 15 personas, que podrán descargar en sus dispositivos móviles, contenidos sobre la Torre, el instrumento de la Carraca, cuyo original se exhibe en uno de los cuartos de la torre junto a diversas piezas procedentes de la perdida fachada mateana, o los elementos de interés que pueden verse desde el privilegiado mirador sobre Compostela y su entorno.

Los precios de las entradas serán de 12 € la general y de 10 € la reducida, incluyendo, en todo caso, la visita al Museo Catedral dentro del horario de apertura de esa fecha y del día siguiente a la misma. Como es norma en todas las acciones y actividades que lleva a cabo la Fundación Catedral a través de su Museo, todos los ingresos obtenidos se reinvierten en mantener en funcionamiento su acción cultural y en llevar a cabo programas de investigación, conservación y difusión del patrimonio cultural de la catedral compostelana.

Con esta nueva iniciativa, la Fundación Catedral muestra, una vez más, si implicación con el desarrollo cultural y turístico de la ciudad, complementa la oferta existente en estos momentos y pone al servicio de la sociedad nuevos espacios del complejo catedralicio que, hasta la fecha, permanecían inaccesibles. De este modo, en estos momentos, se mantienen abiertas las visitas al Museo – Colección permanente, al Palacio de Gelmírez, dónde se ubica el Espacio Maestro Mateo y se llevan a cabo exposiciones temporales; el Pórtico de la Gloria y, desde el 1 de agosto, la Torre de la Carraca.